Pepi, es emocionante lo que has dicho. Lo primero porque

tienes una madre como casi todas las madres, extraordinaria; y lo

segundo porque tú lo reconoces y la quieres con el alma, como

hay que querer a una madre, quizá no todos seamos tan capaces

de expresarlo como tú lo has hecho. Te felicito yo a ti porque

eres tierna y encantadora. Pero ya sabes, sé fuerte; “palante y al

toro”. Bueno, que se me olvidaba, también felicito a esa mujer

incansable y amorosa, tu madre, que merece todo vuestro cariño.

0000000000000000000

VOLVER