Esta es de las que salen de chiripa. Hay que pasar por allí en ese

día y en esa hora y hay que ver lo mismo que ve la cámara: El

cielo y la Laguna besándose. ¡¡Espectacular!! Y lo que es

inimaginable, los marrajos que pudo tener la Laguna y el cieno

que llegaba hasta el estanque: esto es otra historia, como otra

historia es aquella que recordamos; cada tiempo tiene su cosa.

0000000000000000000

Por más que intentamos capturar el sol, todas las tardes se nos

escapa, y para nuestro sonrojo, aparece al día siguiente por el

lado contrario del horizonte. ¡Qué misterio tan hermoso! Se lo

dedico a los amantes de la fotografía. Puesta de sol.

0000000000000000000

VOLVER