Lo malo es que si alguien dice que los españoles somos unos

incultos nos ponemos de uñas y luego tardamos varias

legislaturas en darnos cuenta que nos están engañando.

Recuerdo lo que me dijo un farmacéutico amigo, en Alcorcón,

un día antes de entrar en Europa, hace 40 años. Me dijo: Nos

costará entrar en Europa, porque el temor que tienen los

gestores de la CEE es que cuando a un español se le ponga a

guardar la caja, a la mínima que pueda meterá la mano, y si

puede se la traerá a España. Viendo el panorama desde entonces

a esta parte, pienso: que un poco de razón si llevaba.

0000000000000000000

 

VOLVER